… Abrí la puerta del baño, ya sin sorprenderme, dos individuos están dentro de él. Uno de ellos, con sonrisa jovial y con la piel de mango magullado, sostenía una vasija, en su mano derecha y una botella de whisky en la izquierda, su atuendo, que lo haría estar a la última moda entre los vagabundo de la ciudad, sombrero gris con plumas de águila, una chamarra negra de cuero percudida le comentó a un individuo envuelto en una bandera de los Estados Unidos, con un visera verde con la palabra Las Vegas escrita, unos lentes obscuros tipo militar y un cigarro con la plumilla negra que hace de filtro en su boca que lo que contenía el recipiente era la sustancia más extraña que jamás había pasado por sus orificios nasales ¡son las cenizas de mí padre! VER MÁS