Amberes es una ciudad extremadamente sofisticada. Es el centro mundial del diamante y posee uno de los puertos más importantes de Europa. Su imponente catedral gótica, dedicada a la Virgen María, es famosísima, sobre todo por albergar trípticos del pintor barroco Peter Paul Rubens. La convivencia de 164 nacionalidad en 150 metros cuadrados es la clave para entender su multiculturidad extrema. En su segundo libro, El cañón de Vladivostok, Gerardo Salinas (Buenos Aires, 1973) toma como referencia ese atractivo contexto sociocultural y construye una reversión del western clásico con ocurrentes inmigrantes ilegales, mafiosos de nacionalidad eslava y prostitutas por doquier como protagonistas estelares del relato. VER MÁS