Las primeras publicaciones pulp nacieron en los Estados Unidos a fines del siglo XIX. En un primer momento se trataba de folletines de romance y, en menor medida, hard boiled -ese subgénero de la ficción policíaca, asociado frecuentemente con géneros como la novela negra- o de ciencia ficción. Recién en la década del 20 se especializaron y abordaron temáticas que tienen que ver con el horror, los rituales satánicos o los mutantes. Esa renovación también permitió ubicar a las mujeres como eje fundamental de algunas narraciones. La novela Las mellizas del bardo, de Hernán Vanoli, editada en forma reciente por el sello Clase Turista, recupera esa estética. VER MÁS