Amplían el uso de la vacuna del laboratorio Moderna para niños y niñas de entre 6 a 11 años

Amplían el uso de la vacuna del laboratorio Moderna para niños y niñas de entre 6 a 11 años


Los estudios concluyen que la eficacia de la vacuna Moderna en niñas y niños de 6 a 11 años cumple los criterios de éxito

La Dirección de Evaluación y Registro de Medicamentos (DERM) dependiente del Instituto Nacional de Medicamentos, culminó en tiempo y forma la evaluación de la documentación aportada por el laboratorio fabricante ModernaTX Inc. en el estudio clínico correspondiente a niñas y niños entre 6 y 11 años.

Según los resultados obtenidos, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) recomendado (según informe IF-2022-22630342-APN-DERM#ANMAT) la incorporación de la vacuna de ARNm frente al SARS COV-2 en el grupo de edad de referencia.

Así, se busca ampliar aún más las opciones para la Vacunación en la población pediátrica frente al COVID-19 no solo por el impacto positivo que esto promueve a nivel individual, sino también como apoyo a la protección a nivel comunitario.

Los estudios concluyen que la eficacia de la vacuna en niñas y niños de 6 a 11 años cumple con los criterios de éxito que se han especificado en términos de inmunogenicidad y seguridad. Los datos de seguridad y eficacia avalan la administración de un esquema primario consistente en dos dosis de la mencionada vacuna con un intervalo de al menos 28 días entre ambas aplicaciones.

La autorización en Argentina de la vacuna contra el COVID-19 en niñas y niños de 6 a 11 años del laboratorio Moderna se suma al ya concedido por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y Australia. Una vez realizadas las reuniones de consenso con ministros y el comité de expertos para definir los lineamientos técnicos y recomendaciones, se podrá seguir fortaleciendo la vacunación en este grupo de edad.

De este modo, Argentina continúa fortaleciendo todas las instancias para lograr los más altos niveles de cobertura para toda su población, lo que ha generado un impacto positivo en salud que se refleja en la disminución de hospitalizaciones y muertes por COVID-19 y la reducción de la tensión del sistema de salud.



Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.