cinco prisiones preventivas para los acusados de muertes con un “método insidioso”

cinco prisiones preventivas para los acusados de muertes con un “método insidioso”

En las muestras incautadas por la justicia detectaron carfentanilo, un opioide de uso exclusivo veterinario

La Justicia de Garantías de San Martín ordenó la prisión preventiva de cinco de los imputados por la comercialización de cocaína envenenada, sustancia que provocó la muerte de once personas (en este caso, fueron 24 en total) y el envenenamiento de más de un centenar.

Esto fue determinado por Juez Mariano Grammatico Mazzariquien ordeno eso mantener en prisión a Iván David Avalos, (21); Nicolás Matías Campos (18); Luis Alberto Rodríguez (26); Mauricio Adrián Balcarce (29); Héctor Gabriel Faúndez (47).

El develamiento de la acusación se concreta en los delitos que les imputa el magistrado. Por un lado, les atribuye haber elaborado un organización para ejecutar el tráfico ilegal de sustancia estupefaciente en la forma de posesión con fines de mercadeo, agravada por la pluralidad de intervinientes de manera organizada.

Por otro, y en competencia real (es decir, sin un delito no se podría haber cometido el otro), el homicidio agravado por el uso de veneno como método insidioso reiterado en al menos once eventosy homicidio agravado por el uso de veneno como método insidioso al grado de tentativa reiterada en al menos veinte hechos.

Leer, por sus acciones. once personas murieron que sufrió «insuficiencia respiratoria que contrajo insuficiencia cardíaca aguda, que desencadenó un edema pulmonar agudo«, Y otros veinte sufrieron una intoxicación grave y sus muertes no se produjeron “por causas ajenas a su voluntad, ya que las víctimas fueron hospitalizadas rápidamente con complicaciones en sus sistemas respiratorios” tras consumir la sustancia.

Según la descripción que obra en el expediente, los procesados ​​formaban parte de una banda cuyos integrantes tenían roles definidos en la cadena de comercialización de drogas prohibidas en el Barrio Puerta 8, Tres de Febrero. “Sus jefes hasta la fecha no han sido identificados”, dijo el juez en el fallo.

Lo cierto es que la organización tenía en su poder marihuana y cocaína con el opoide carfentanilo -sustancia no autorizada para su uso en humanos por su alta letalidad- “que estaba mezclado y escondido en la cocaína”. para la justicia, Iván Daniel Avalos y Mauricio Adrián Balcarce oficiaron de vendedores en el punto de venta ubicado en los corredores internos de la colonia Villa Puerta 8.

Allí se incautó la suma de 220 paquetes transparentes que contenían un total de 210 gramos de marihuana, así como una planta de cannabis que pesaba 1.335 gramos y 480 paquetes de nailon rosa/naranja que contenían cocaína con el opoide carfentanilo (que se mezclaba y escondía en la cocaína). ) para un peso total de 120 gramos.

Por su parte, los imputados Nicolás Matías Campos y Luis Alberto Rodríguez realizaban funciones de seguridad y “satélite”, dar aviso de la llegada de las distintas fuerzas del orden. Tiempo, Gabriel Héctor Faundez retenía los estupefacientes en el domicilio ubicado en la calle El Gaucho esquina Río Cuarto, en Loma Hermosa, donde se incautaron dos bolsas de nailon que contenían 3.346 envoltorios de nailon rosa/naranja que contenían cocaína y el opiáceo carfentanilo (que se mezclaba y escondía en la cocaína) por un peso total de 825 gramos.

La organización era tal que quienes actuaban como seguridad de los vendedores tenían en su poder dos chalecos antibalas sin la debida autorización legal, una pistola de aire comprimido calibre 5.5, dos juegos de esposas y 26 cartuchos calibre 12/70.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.