de las jugadas más insólitas que verás en el año

de las jugadas más insólitas que verás en el año

El perrito que ingresó al terreno de juego y salvó a Morón (captura de imagen TV)

Ascenso en estado puro. Una de las obras más insólitas que se verán en el año, sin duda. Ocurrió en el estadio Juan Alberto García, en el norte argentino, donde Chaco For Ever recibió a Deportivo Morón por partido correspondiente a la duodécima fecha de la Primera Nacional, que terminó con victoria local por 1 a 0.

Corrían diez minutos del complemento y el conjunto chaqueño había sabido coger el ritmo que le impuso el ‘Gallo’ en el primer tiempo, en el que fue claramente superior pese a irse al vestuario derrotado por un error de cálculo del portero Bruno. Galván, a quien una bomba de 30 metros le impactó en la espalda.

Enzo Bruno salió rápido desde el centro del campo, por el sector izquierdo, y extendió el balón a delantero Matías Romero. El pase fue largo, parecía más querer quitarle el balón que buscar un ataque en profundidad, pero el 9 grande de Chaco ganó con el cuerpo la posición de Broggi. Cabeceó hacia el área, superó la marca de Abascia y cuando estaba mano a mano contra Galván apareció el inesperado invasor del terreno de juego.

Fue un cachorro, de tamaño pequeño y poco agresivo, el que descolocó al jugador local. De hecho, acabó rematando la tribuna para luego tirarse al suelo y refunfuñar contra su destino. “Reprocha al perro que en esta ocasión jugó para Morón. Un defensor más que tapó su tiro”, dijo el reportero de televisión.

Junto a la escena Garnerone, centrocampista que jugaba con el 7 a la espalda, levantó los brazos en protesta contra quién sabe quién, mientras Álvaro Cuello llamaba al animalito, lo recogía y se lo entregaba a los asistentes. De todos modos, esa mascota fue una de las grandes estrellas de la noche.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.