Desmienten la muerte del joven linchado por sus vecinos en Merlo


El momento en que Nicolás Herrera es arrojado al fuego: producto de las quemaduras se está muriendo

Nicolás Herrera, el joven de 20 años que fue arrojado al fuego el pasado sábado durante un poblado por seguridad en Merlo, se encuentra hospitalizado en “estado grave, con pronóstico reservado”, según confirmó momentos antes a Primer Plano Online Miguel Murrone, secretaria de salud municipal. Otras fuentes consultadas revelaron a este medio que el paciente se encuentra intubado y presenta quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo.

La consulta de este medio al funcionario fue luego de las versiones que circularon en las redes sociales e incluso publicaron algunos portales de noticias. A media mañana, la información también había sido desmentida por autoridades de la Comisaría distrital consultadas por un reportero de este medio.

El niño, que agoniza, es cuñado de Jonathan Acosta (27), quien se encuentra preso por el crimen del conductor de autobús Federico Rivero (43), hecho al que también lo vinculan los vecinos y por el cual lo acusan. quemó su casa ubicada en Marcos Sastre al 1300, de Merlo, y lo arrojó al fuego. Desde entonces se encuentra internado y bajo custodia policial en el Hospital Eva Perón, en cuidados intensivos, intubado y con graves quemaduras en el cuerpo.

En tanto, la fiscal Paula Salevsky, jefa de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Morón, avanza con la investigación para determinar las responsabilidades en relación al atentado, aunque por el momento no ha adoptado temperamento ni ordenado detenciones.



Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.