Desvalijaron un local de ropa en Ituzaingó y la dueña reabre sus puertas gracias a la solidaridad

Desvalijaron un local de ropa en Ituzaingó y la dueña reabre sus puertas gracias a la solidaridad

Infierno tan temido: la llamada que recibió Marcela para avisar que habían ingresado al local

“Estaba arruinado. En poco tiempo se llevaron doce años de trabajo”. La voz de Marcela suena triste, pero aclara que ya cambió el chip y está con todas las pilas nuevamente recargadas. También está angustiada: por un lado, el dolor y la impotencia por el robo que sufrió; por otro, porque gracias a la solidaridad de sus compañeros, hoy miércoles vuelve a abrir las puertas de su tienda.

Marcela es la dueña de ‘Marena, tallas grandes’, una tienda de ropa de mujer ubicada en Juncal 206, casi esquina con Mansilla, en el corazón de Ituzaingó. Esta semana la empezó con una de esas llamadas telefónicas que siempre causan pánico: era el empleado de un centro oftalmológico que tenía su número y no sabía cómo decírselo. “Ven porque te entraron”, dijo una voz temerosa al otro lado de la línea.

La mujer salió corriendo al local. Casualidades del destino: en la puerta de su casa, ubicada a ocho cuadras del negocio, pasó una patrulla en un recorrido preventivo. Antes de subir al coche, lo paró y les contó a los agentes lo que le había pasado. Se combinaron para encontrarse en el lugar y allí se fueron. “Se quedaron ahí conmigo conteniéndome”, agradeció la mujer.

Desde el lunes pasado, Marcela se encuentra en medio de una operación de reconstrucción. Primero instaló una cámara de seguridad en su cuadra y confirmó cómo fueron los movimientos a través de los cuales robaron el negocio. “Hubo inteligencia previa aquí, claro, pero es imposible averiguar cómo y cuándo. De todos modos, me ocupo de algo: confié en mí y no tenía alarmas, solo un candado”, reflexionó. en conversación con Primer Plano Online.

La otra etapa de volver a empezar vino de la mano de sus compañeros agrupados en la Asociación de Comerciantes Unidos de Ituzaingó. Cuando se enteraron de lo sucedido, iniciaron una cadena solidaria para recaudar fondos y permitirles tener algo de dinero que le permitiera a la víctima capitalizarse de alguna manera para empezar de nuevo. Su cálculo es que le quitaron más de un millón de pesos en mercadería, y con lo que recaudaron entre sus compañeros ya fue a comprar artículos nuevamente para por lo menos reabrir.

«Yo No quise aceptar la ayuda, pero me convencieron. Además mis dos hijos, que ya son adultos, también me estuvieron ayudando entre ayer y el lunes y bueno, Me sentí muy acompañada. Así que ahora es el momento de empezar de nuevoconcluyó Marcela. A partir de las 10 horas de este miércoles, con el local sin terminar, ‘Marena’ reabre sus puertas. «No tengo suficientes palabras para agradecer», cerró.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.