Detienen a dos adolescentes de 16 años acusados de integrar la banda que asesinó al industrial en Caseros

Detienen a dos adolescentes de 16 años acusados de integrar la banda que asesinó al industrial en Caseros

Uno de los detenidos por el crimen de Rolando Villafañe tiene 16 años, al igual que el otro que cayó

Hay dos adolescentes de 16 años detenidos por el crimen del industrial Rolando Omar Villafañe en Caseros. Hace instantes, fuentes policiales y judiciales lo confirmaron a Primer Plano Online, con un dato que agrava la situación:os delincuentes venían de un furioso allanamiento, que se había iniciado en El Palomar, de donde son.

“Habían sido identificados con el video del hecho”, describió un investigador consultado por este medio. Se trata de Agustín A. y Giuliano A., uno domiciliado en calle Pampa y el segundo en Río Negro, ambos en el barrio Carlos Gardel de la referida localidad de Morón.

En medio de fuerte conmoción enterraron en Caseros al empresario asesinado: afirman que la banda homicida «está rodeada»

La investigación estuvo a cargo de personal de la Comisaría 1ª de Tres de Febrero en Caseros, junto con personal de la DDI de San Martín y personal de la Dirección de Homicidios de la Policía Bonaerense. Asimismo, los sospechosos también habían sido descubiertos en base a testimonios recogidos de testigos cuya identidad estaba reservada en el juicio y huellas dactilares obtenidas del vehículo Peugeot 208 negro utilizado para cometer el atentado contra el industrial algodonero.

También Lucas Ibáñez (21, conocido como ‘Lata’) y Sebastián Quiñonez (18), alias ‘Feo’, y Lautaro Ezequiel Marinelli (18), a quien señalan como ‘Jumanji’, quien también tenía orden de aprehensión, quedaron con una orden de aprehensión por el asesinato de Dardo Martínez, conductor de un vehículo del Centro de Monitoreo (COM) de Tres de Febrero.

Siempre según la descripción hecha por los voceros, la pandilla había robado el viernes 11 de febrero un Ford Fiesta Kinetic blanco en Haedo, que luego abandonaron en Villa Sarmiento luego de robar, una hora después, con ese auto el Peugeot 208 negro en el Palomar. Con ese último tiro es con el que matan a Villafañe. Luego lo descartan en Ramos Mejía.

“Durante ese fin de semana se mudaron a la 208. La usaron y la volvieron a dejar en el mismo lugar en Ramos Mejía, donde finalmente la abandonaron después del crimen. Todo es detectado por cámaras de seguridad y huellas dactilares. Ahora se esperan nuevos allanamientos para dar con el resto de los autores del hecho”, completó la fuente consultada.

Villafañe fue asesinado en la madrugada del lunes 14 de febrero, luego de ingresar con su camioneta a la fábrica de su propiedad, en la calle Ángel Pini al 5400, en Caseros., momentos en los que fue abordado por cuatro delincuentes y un quinto que se quedó en el auto. El hombre falleció tras ser trasladado de urgencia a la clínica Trinidad de Ramos Mejía: su muerte se produjo mientras lo operaban.

El industrial fue encontrado por su yerno con hemorragia abdominal y fue trasladado por su familiar al citado centro asistencial, donde ingresó y falleció en el quirófano. “Uno vino y me disparó sin decir palabra”, fue lo último que alcanzó a decirle Villafañe. El hecho fue registrado por varias cámaras de seguridad en las que se observa que en el momento del ataque un Peugeot 208 color negro se había detenido casi a la altura de la planta, de donde descendieron los asesinos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.