dieron de alta a la joven que sufrió las 15 puñaladas en Moreno

dieron de alta a la joven que sufrió las 15 puñaladas en Moreno

“Si hay violencia, si hay maltrato, si hay desconfianza, eso no es amor”, aseguró Yamila al salir del hospital.

“Estoy estable, no bien. Me cuesta mucho ponerme de pie y respirar. Psicológicamente también estoy un poco mal. Gracias a mi familia estoy contenido y sigo tranquilo”.

Yamila Itatí Aguirre Es el protagonista de un verdadero milagro. ella acaba de recibir el alta del hospital Mariano y Luciano de la Vegaen Moreno, y está listo para afrontar la etapa más fuerte de su recuperación. “Ver a mis hijos ayer es algo que necesitaba para estar tranquila”, dijo hace unos momentos al canal C5N.

“Más allá de ayudar, quiero dar mi testimonio a todas esas niñas que pueden estar pasando por algo así (ser víctima de violencia) y quizás no quieran contarlo. Si hay violencia, si hay maltrato, si hay desconfianza, eso no es amor”, aseguró.

“Primero comienza con una bofetada, un tirón de cabello, y luego termina con lo que me pasó. Estoy milagrosamente vivo hoy. Me cuentan lo que me pasó y no lo puedo creer. Pasaron 15 días y perdí totalmente la noción del tiempo y me sorprende estar viva y de pie”, concluyó.

Ahora, Yamila se dirige a casa de una amiga, quien la albergará por unos días junto a su madre y sus dos hijas, de once y diez años, y su hijo de cinco. Espera terminar de reunir el dinero y conseguir un vehículo que la ayude a trasladar sus cosas para mudarse a su provincia natal, Corrientes, donde su madre ya le hizo un lugar en su casa para llevarla con ella. Es todo lo que ella quiere.

El sangriento ataque que sufrió la mujer ocurrió en una vivienda de la calle Pirovano al 1.300 de la localidad de Trujui, en Moreno. Allí, después de una discusión, Julio Ernesto Gutiérrez, su pareja durante once años, atacó a la niña con un cuchillo.

EL CELULAR PARA AYUDAR A YAMILA: 3775 468360 (CATALINA, HERMANA)

Tanto la familia del agresor como otros vecinos de la cuadra escucharon los gritos de la joven y colaboraron de inmediato. En realidad, fue el padre de Gutiérrez quien tomó a su hijo a la fuerza para quitárselo de encima a la mujer, quien la apuñalaba en diferentes partes del cuerpo. “Gracias a que el suegro llegó a la casa no se consumó lo que hubiera sido un feminicidio”, dijo una fuente de la investigación.

La niña sufrió heridas delicadas en riñón, hígado, pulmón y tórax, y permaneció varios días intubada y conectada a un respirador. Gutiérrez huyó tras apuñalarla y Se entregó horas después, mientras hablaba por teléfono con un amigo que le recomendó que se presentara ante la justicia.

La fiscal Carina Saucedo, de la UFI No. 2, Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, lo investigó pero el imputado se negó a declarar. De inmediato, el Juzgado de Garantías interviniente ordenó la detención de él imputado por el delito de homicidio agravado por el vínculo (femicidio) en grado de tentativa.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.