El desgarrador testimonio de la novia del policía asesinado en Ciudadela: “fue una emboscada”

El desgarrador testimonio de la novia del policía asesinado en Ciudadela: “fue una emboscada”

Giuliano llegó en esa moto con su novia: tras recibir un disparo, su arma reglamentaria quedó en la acera

El compañero del suboficial de la Policía Federal Argentina (PFA) asesinado por al menos ocho disparos de delincuentes cuando fue a buscar un celular que había acordado comprar a través de una red social en la localidad bonaerense de Ciudadela, aseguró hoy que fue ella quien contactó a una mujer para realizar la operación y que ahora cree que Fueron víctimas de una “emboscada”.

“Vinimos a Buenos Aires a hacerle trámites y yo aproveché para cambiarle el equipo (celular), que aquí es más barato que en el interior. Esta chica la contacté a través de Marketplace”, dijo Yanina Scotti (25), pareja del subinspector Giuliano Edgardo Tierro (28). La joven aseguró que esta mujer, quien se identificó como Daniela Biglio, les dio la dirección de una casa, en calle Madero al 1.500, en Ciudadela, para hacer la entrega.

“Tenía desconfianza porque eran precios muy bajos. Mantuve cada dispositivo, iPhone 13 Pro Max, a $1,100. (…) Había arreglado la compra de uno, pero luego aprovechó la oportunidad y pedí otro. Al ver que me hizo un súper descuento por otro, me apunté a tres para pagar en dólares”, dijo Yanina. Pero cuando llegó al lugar, la vendedora le dijo que se había retrasado porque primero estaba en el baño y entonces uno de sus hijos se había caído, por lo que tuvo que esperar a su madre para que se quedara a cuidarlo.

Efectivamente, minutos después de estar allí, En la puerta del domicilio pactado para la entrega, llegó al lugar una mujer, a quien preguntó si allí vivía Daniela Diglio, la supuesta vendedora. “Aquí no vive Daniela”, fue la respuesta que escuchó. «Ahí le digo a Giuliano ‘vamos que tengo miedo’, a lo que me responde que no se iba a ir sin el teléfono», explicó al canal C5N.

Primero Yanina le dijo a su pareja que iban a esperar cinco minutos y luego se fueron. “Ahí veo a los muchachos (delincuentes) corriendo de la esquina”, recordó la pareja de policías federales, previo al ataque. “Uno vino directamente a mí, para pedirme el dinero, y dos fueron directamente a él. Uno tenía un arma y cuando Giuliano gritó ‘alto, policía’ comenzaron a disparar por todos lados.”, sintetizó sobre un tiroteo que duró poco pero que para ella fue eterno.

Ella hizo lo que su novio le había enseñado: se tiró al suelo porque “es el último lugar donde dan las balas”. Pero el efectivo ya estaba gravemente herido y, a pesar de las balas que recibió, logró defenderse e hirió a dos de sus atacantes.quienes ya están detenidos junto con un tercer cómplice.

Hay tres detenidos por el crimen policial en Ciudadela: uno ingresó herido en un hospital

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.