en la cárcel se recibió de Abogado y Escribano

en la cárcel se recibió de Abogado y Escribano

Martín Muñoz acaba de ser absuelto por los tribunales tras pasar trece años en prisión

Martín Muñoz acaba de recuperar la libertad tras pasar trece años en prisión acusado de varios delitos que no cometió. La más grave de todas, por la que había sido condenado a cadena perpetua, fue el asesinato de un comerciante, Juan Carlos Miranda.

Ese incidente fue espantoso. La víctima, dueña de un mercado de barrio ubicado en Marcos del Bueno y Perú, en la colonia Las Catonas de Moreno, recibió seis impactos de bala. La crónica policial de la época cuenta que, aunque inicialmente no opuso resistencia, el hombre no soportó ver cómo uno de los tres delincuentes le ponía el revólver en la cabeza a su nieta para obligarla a entregar la recaudación del día. Miranda no soportó la escena, trató de saltar sobre el ladrón y fue ejecutado.

Martín Muñoz con su hijo mayor y sus dos hijas mostrando los títulos universitarios que obtuvo tras estudiar en prisión

Muñoz también fue acusado inicialmente de cometer cuatro entradas a casas en la localidad de Francisco Álvarez y de asaltar una oficina del secretario en el centro de ese distrito. Lo arrestaron con pistas falsas. Según contó a Primer Plano Online, “la Policía me plantó armas, precintos, guantes, capuchas, todo lo indispensable para que me quede en la pandilla”. Ese fue el inicio de un viaje que será difícil de olvidar: desde ese momento la justicia decidió que el hombre era parte de la ‘Banda de los encapuchados’ que asustó a Occidente en 2008.

El niño siempre abogó por su inocencia. Es que, entre otros argumentos a su favor, había un elemento fácilmente comprobable. El 10 de junio de ese año, dos horas antes de la primera entrada que le otorgaron, él y un amigo tuvieron un accidente de tránsito mientras viajaban en motocicleta. Ambos fueron ingresados ​​en el hospital Mariano y Luciano de la Vega, y ese fue el comienzo de una recuperación que tomó más de tres meses.

Poco después de su arresto, pudimos obtener los registros de ingreso al hospital y presentarlos en el caso. Varias de las acusaciones comenzaron a caer sobre la fiscalía”, explicó. en diálogo telefónico con este medio. También recordó que la investigación de la El asesinato de Miranda estuvo a cargo de la fiscal Luisa Pontecorvo, y que por los robos a domicilio la causa quedó en manos de Federico Luppi.

Las cinco personas procesadas por las entraderas fueron absueltas. Es decir, por el beneficio de la duda, ninguno de ellos terminó condenado por esos múltiples robos. Pero Muñoz fue condenado a cadena perpetua por el crimen de Miranda: homicidio criminis causa fue la acusación por la que pasó trece años en distintas cárceles.

Pero la sentencia que cayó sobre él también fue polémica, pues uno de los integrantes confesos de esa organización criminal reconoció que participó en el hecho y lo desvinculó por completo. El veredicto fue condenatorio y el sentenciado nunca renunció a su inocencia. Luchó hasta que se modificó la sentencia en 2015, también en la Cámara de Casación porteña: pasó de ser un criminis causa a ser un homicidio en ocasión de robo, y el monto de la pena se redujo a 21 años.

A principios de marzo, Muñoz recibió la primera buena noticia. Casación volvió a tomar el recurso presentado tras un auto de la Corte Suprema de Justicia. Y una sala especialmente formada para resolver el caso, integrada por el juez Mario Eduardo Kohan y la jueza María Florencia Budiño, resolvió absolverlo y ordenó su «libertad inmediata».

Martín tiene 42 años. y tuvo que reconstruir su vida por completo. Perdió a su esposa desde entonces, de quien se separó, aunque logró conservar el vínculo con su hijo de 24 años, su hija de 21 y la menor de 11. Además, volvió a hacer pareja en prisión. Su vida le dio una oportunidad: Estando tras las rejas terminó el bachillerato, luego se graduó de Procurador, luego de Abogado y ahora de Notario Público. Esperar a tramitar sus respectivas inscripciones a principios de abril para comenzar a practicar.

«Creo que debería proteger y garantizar la dignidad de las personas y poner fin a tanta violencia institucional, que incluye la creación de causas”, reflexionó Muñoz para cerrar la charla y agradecer el apoyo de los Asociación de Pensamiento Criminal, de la ONG Proyecto Inocente Argentina y de la Comisión Provincial por la Memoria que intervinieron en el expediente para reclamar su libertad.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.