EXCLUSIVO La justicia de Morón absolvió al policía acusado de matar a un delincuente en Villa Tesei

EXCLUSIVO La justicia de Morón absolvió al policía acusado de matar a un delincuente en Villa Tesei

El veredicto se dio a conocer a través de una plataforma digital con presencia virtual de las partes

A través de una plataforma virtual, el Juzgado Oral en lo Penal N° 4 de Morón absolvió por unanimidad al exsargento de la Policía Bonaerense Diego Tolaba, que desde 2013 enfrentaba cargos por el crimen de Pablo ‘Paly’ Alcorta, el joven de 17 años que fue sorprendido robando una moto con un cómplice en la colectora Acceso Oeste y Húsares, en Villa Tesei.

Tal como lo solicitó la semana pasada el Fiscal de Instrucción, encabezada por los fiscales Horacio Vázquez y Graciela Biassotti, los jueces Carlos Torti, Rodolfo Castañares y Pedro Rodríguez Por unanimidad decidieron liberar a Tolaba de culpa y acusación. Para la representación legal de la familia Alcorta, era un caso de gatillo fácil: habían pedido diez años de prisión para los imputados.

El tribunal resuelve por unanimidad absolver gratuitamente y sin costas a Diego Ariel Tolaba por el delito de homicidio agravado por uso de arma de fuego por el que fue imputado”, fue la lectura del veredicto que hizo la secretaria Samanta Beorlegui. Primer Plano Online siguió la audiencia de lectura del fallo a través de la plataforma digital.

En cuanto a los fundamentos, para los jueces Se comprobó que ambos asaltantes iban armados, intimidando al dueño de la moto a la que asaltaban, “pero a la voz de ‘alto, Policía’, señalaron al uniformado”. “Los pocos segundos que, según los testigos, transcurrieron entre la citación policial y la respuesta de los dos que lo acosaron, no hace inviable ni inverosímil la legítima defensa”, argumentaron los magistrados.

“El imputado, ante la alerta del empleado del peaje, percibió el robo en curso con dos sujetos armados quienes, blandiendo su pistola reglamentaria, les dio el correspondiente stop disuasivo en voz alta, recibiendo como respuesta que, en lugar de desistir de su actitud, le apuntaron con sus armas de fuego amenazándoloante lo cual disparó dos veces hacia donde estaban impactando con un proyectil en el cráneo de Pablo Alcorta, quien cayó al asfalto y con él la motocicleta que pretendían llevar”, continuaron en la parte central de la justificación de la absolución.

Diego Ariel Tolaba, el exsargento bonaerense sentado en el banquillo: casi nueve años después terminó absuelto

“No cabe duda entonces que, en ese momento y en ese lugar, el imputado, al ser retenido a punta de pistola por dos armas de fuego a unos metros de distancia, luego de haber ordenado detener el robo, es decir, ensayando otro medio disuasorio, fue víctima de una amenaza mortal con riesgo para sí mismo y para terceros, una agresión ilegítima que él no había provocado y que era imperativo combinar en la forma en que lo hizo con su arma habitual provista”, agregaron para desmantelar la noción de gatillo fácil que intentó instalar la defensa de la familia Alcorta.

Su estado policial lo obligó a intervenir cuando supo del delito de robo con arma de fuego que se encontraba en flagrancia; porque estando en ejercicio de ese estado policial, Comprende el desempeño efectivo y exclusivo de las tareas de prevención, investigación, disuasión y/o uso efectivo de la fuerza”, sostuvieron los jueces. «En otras palabras, El policía cumplió con el mandato impuesto por la ley, utilizó el arma de fuego, obligado por ese contexto, sin que ello signifique haberse extralimitado en las facultades”, concluyeron.

Organizaciones sociales marcharon a los Juzgados de Morón para exigir justicia por el crimen de Alcorta durante las audiencias

La muerte de Pablo Sebastián ‘Pali’ Alcorta por la que estuvo sentado en el banquillo el exsargento Tolaba ocurrió el 6 de diciembre de 2013, siete meses después de ser baleado por el entonces policía que hacía extras en el cobro de peaje de la Autopista del Oeste y Húsares, en Villa Tesei. El uniformado intervino para impedir el robo de una moto que cometía el joven de 17 años con un cómplice, Gabriel Murillo. Ese hecho sucedió el 18 de mayo de ese año y El niño falleció tras pasar por hospitalizaciones, altas médicas y un estado vegetativo irreversible en el que permaneció.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.