robaron una carnicería en Moreno y privaron de la libertad a un arquitecto en Ituzaingó

robaron una carnicería en Moreno y privaron de la libertad a un arquitecto en Ituzaingó

En ese Toyota Etios circulaban los ladrones, que llegaron a Ituzaingó luego de robar una carnicería en Moreno

Violento allanamiento criminal de una banda en Moreno e Ituzaingó. Comenzó con el robo en una carnicería y continuó con el encarcelamiento de un arquitecto, que finalmente fue liberado en Hurlingham. Los investigadores sospechan que los delincuentes decidieron cambiar el vehículo en el que circulaban tras ser detectados por el anillo digital y se llevaron a la víctima por varias cuadras, incluso desde lo abandonaron para continuar su fuga con ambos autos.

Fuentes policiales informaron a Primer Plano Online que todo comenzó en un negocio de carnes en la calle Roca al 2600, Moreno, donde el dueño fue abordado por tres sujetos que le sustrajeron una suma cercana a los diez mil pesos. Los sujetos se dieron a la fuga en un vehículo, y el carnicero logró ver la placa, con lo cual dio aviso al 911 con las características del vehículo y control, un Toyota Etios gris.

En ese VW Gol circulaba el arquitecto privado de su libertad y liberado a unas cuadras de distancia, en Villa Tesei

Al llegar a Ituzaingó, el vehículo -que ya contaba con alerta de allanamiento- fue detectada por el anillo digital, y la Policía implementó un operativo de bloqueo en colaboración con las cámaras de la Secretaría de Seguridad Municipal. Es en estas circunstancias que se toparon con un VW Gol color gris, cuyo dueño estaba justo debajo del auto yendo a trabajar.

Fue en la calle Emilio Frers, casi llegando a Los Reseros, donde la pandilla apunta contra el arquitecto en su afán por desechar el auto en el que conducían. Pero la víctima se negó a entregar el auto, por lo que le apuntaron y lo metieron a punta de pistola en el vehículo y se lo llevaron privado de su libertad, para luego liberarlo a unas cuadras de distancia, específicamente en Villa Tesei.

Los delincuentes se dieron a la fuga con ambos autos (el Gol y el Etios), y el arquitecto pidió un Uber y se fue a casa de su madre, en San Martín, en «buen estado de salud», precisaron las fuentes consultadas. De su coche, hasta el momento, no hay noticias.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.