Un jurado popular declaró culpable al femicida a Ailén Decuzzi y lo espera la prisión perpetua

Un jurado popular declaró culpable al femicida a Ailén Decuzzi y lo espera la prisión perpetua

Alicia Escobar, abuela de Ailén, cogida de la mano por la fiscal Marina Rueda; detrás, la regidora de Morón Vanina Moro

El jurado popular que fue convocado para deliberar sobre el crimen de Ailén Decuzzi en El Palomar determinó que David Vela Balazar es culpable de feminicidio. Ahora, el juez del Tribunal Oral en lo Penal No. 4 de Morón, Pedro Rodríguez, es quien debe determinar el monto de la pena, que en cuanto a los delitos que se le imputan no es otro que la cadena perpetua.

«Por suerte es un final feliz. Gracias al equipo de fiscales, a quienes estoy muy agradecido. Y feliz dentro de todo que esta basura es perpetua. Fueron cuatro años de sufrimiento y llegó la justicia. Mi angelito va a descansar en paz”, reflexionó aún emocionada. Alicia Escobar, la abuela de la víctima fatal.

La mujer fue clave para esclarecer el hecho primero y que el caso avanzara en los juzgados después. Ella fue quien crió a Ailén y a sus dos hermanitos, que actualmente tienen seis y nueve años. Tras agradecer también al jurado popular con lágrimas en los ojos, confesó a Primer Plano Online, el único medio que cubre las alternativas del juicio, que tras conocer el veredicto “creí ver sonreír a mi nieta”, a quien siempre lleva en la corazón.

Decuzzi fue sometido a fuertes palizas y luego ahorcado por el feminicidio la tarde del 8 de diciembre de 2018 en una pensión de calle Paraíso al 600, en El Palomar, donde fue a decirle a Vela Balazar que quería terminar su relación. Después de quitarle la vida a su expareja, revisó muebles y cerró la puerta por dentro y se puso un cable de teléfono al cuello para simular un intento de suicidio.

«No espero que me creas, pero no fue mi intención. No es necesario condenarme, ya estoy condenado. Lamento mucho lo que hice: daría mi vida por cambiarlo, pero no puedo. Todos los días me arrepiento y me disculpo con su familia por lo que hice. Lo único que quiero es acabar conmigo para estar con ella algún día, aunque no sé si será posible. fueron las últimas palabras pronunciadas por el imputado antes de conocer el veredicto.

Estrictamente hablando, En el juicio con jurado nadie discutió que Vela Balazar fuera el autor del asesinato de la joven. La defensa buscó que fuera declarado incompetente, es decir, que se considerara que no comprendió la criminalidad de su acto. Eso sí, el jurado no le creyó y entre las alternativas que tenían para una posterior condena optaron por la más grave de todas: lo consideraron autor responsable penalmente de homicidio doblemente agravado por la condición de mujer de la víctima y por mediar en una relación de pareja. Es decir, feminicidio.

En diálogo con este medio, Pedro Rodríguez, el magistrado a cargo de las audiencias y tras determinar la pena impuesta a los imputados, destacó “el grado de responsabilidad ciudadana, concentración y disposición” de las personas que participaron en el proceso. “Estamos muy contentos con el desarrollo y con el comportamiento de las partes”, subrayó.

Tras un trabajo incansable y con tanta contundencia que les permitió dejar fluir las emociones a lo largo de las audiencias, los El fiscal Alejandro Varela y su par Marina Rueda también coincidieron en expresarse «absolutamente satisfechos» con el desarrollo del juicio. Y valoraron que el jurado haya determinado un veredicto unánime.

“Es la reparación que la familia vino a buscar, ya que la víctima es la única que no tiene posibilidad de reparación. Es la respuesta que la sociedad debe dar al crimen de una mujer por su condición de mujer y por su decisión de no seguir en una relación”, enfatizó Varela. “No tengas miedo de la gente. Nunca tengas miedo de la voz de la gente. Y no tengo ninguna duda de que no podemos seguir permitiendo que maten a una mujer cada 26 horas”, completó.

Rueda, por su parte, expresó: “Soy muy optimista con el Instituto de Juicio por Jurado. Creo que es un avance, un paso más en la administración de justicia y en una mayor conciencia de los ciudadanos de su deber en el poder de la polis a la hora de resolver”.

En la jornada de clausura del juicio también participaron los la procuradora general de Morón, Karina Iuzzolino; su Diputada, Daniela Barroso; el juez Carlos Torti; y la regidora del Frente de Todos de Morón Vanina Moroquien desde el primer momento acompañó a la familia Decuzzi en su búsqueda de justicia.

Arriba, el equipo de la Fiscalía de Instrucción y el juez Pedro Rodríguez; abajo el feminicidio (en rojo) y los fiscales Varela y Rueda con la abuela de Ailén

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.